Mi seguro cubre la factura del cerrajero

Las pólizas de seguro son realmente beneficiosas para la estabilidad emocional y económicas de los individuos, ya que les garantizan a los propietarios de una vivienda, negocio o empresa asistirles económica y logísticamente en todo tipo de inconvenientes, fallos y problemas que estén relacionado con el bien o inmueble que se encuentre asegurado.

En lo que respecta a las pólizas de seguros de las viviendas, estas abarcan evidentemente los problemas relacionados con la cerrajería, sin embargo, cabe destacar que dependiendo del seguro el tipo de subsidio de la mano de obra de un cerrajero es diferente.

Aseverar que todos los seguros cubren la factura de los cerrajeros es totalmente falso, ya que, si bien prácticamente todas las pólizas cubren los problemas con las cerraduras y demás elementos de cerrajería, la forma de cubrir dichos inconvenientes no es igual, lo que significa que algunos seguros permiten que el usuario contrate una empresa de cerrajería independiente y que posteriormente entreguen la factura del servicio a la empresa aseguradora para ser reembolsada, mientras que otras pólizas no aceptan las facturas de otros cerrajeros puesto que poseen un profesional de este oficio asociado a la empresa de seguros para asistir a todos sus clientes.

Antes de apresurarse a contratar una empresa para solucionar algún problema de cerrajería del hogar es preciso conocer cuáles son las políticas, los términos y condiciones que establece la póliza de seguro de nuestra propiedad para saber si debemos solicitar la asistencia del cerrajero de la compañía de seguros o si por el contrario podemos acudir a cualquier empresa de cerrajería del mercado.

Son muchos los clientes que han tenido que pagar sus propias facturas de un servicio de cerrajería por no conocer de forma precisa los detalles del seguro de su vivienda, es por ello que en los siguientes párrafos detallaremos algunos de los aspectos fundamentales a tener en cuenta con respecto a las pólizas y los servicios de cerrajería.

¿Cuándo la póliza de mi hogar cubre la factura del servicio de cerrajería?

Las pólizas de seguros están diseñadas para socorrer económicamente a las personas durante situaciones de emergencia o urgencia, por lo que es evidente que cambiar una cerradura por un simple motivo estético no es gasto que cubrirá el seguro.

Las facturas de cerrajería que están englobadas dentro de la cobertura del servicio son todas aquellas relacionadas con algún accidente o imprevisto, tales como la reparación de las averías de las cerraduras, el cambio de cilindros o cerraduras debido a perdida, extravió o robo de las llaves, o todos los procedimientos de restauración de la seguridad del hogar relacionados con daños y perjuicios ocasionados delincuentes o ladrones.

¿Cuándo el seguro de mi hogar no cubre la factura del servicio de cerrajería?

A pesar de ser muy infrecuente, existen algunos seguros de viviendas económicos y de baja calidad que no cubren por ejemplo los problemas de cerrajería, por lo que resulta esencial analizar la cobertura de las pólizas de seguros antes de su contratación.

Todo cambio, reemplazo o instalación de un elemento de cerrajería ya sean cerrojos, cerraduras o persianas que se realicen en base a un capricho o una decisión y acción arbitraria del cliente no estará cubierto por la póliza de seguro, ya que se considera que estos son gastos injustificables y no relacionados con una urgencia o emergencia que atente contra la estabilidad del cliente.

¿Cómo solicitar a la empresa aseguradora que cubra la factura del cerrajero?

Ya habiendo aclarado cuando el seguro cubrirá los gastos que supone la contratación de un profesional de la cerrajería, es importante conocer cómo debemos proceder para que la empresa aseguradora se ocupe de los honorarios del cerrajero que hemos contratado. La principal forma de saber los pasos a seguir para este procedimiento es leyendo las políticas e instrucciones que brinda la póliza de seguros de nuestro hogar.

Ahora bien, básicamente las pólizas de seguro tienen dos formas de cubrir los gastos de los servicios de cerrajería. La primera forma es permitir que el cliente solicite la asistencia de un cerrajero las 24 horas, que el cliente se ocupe de pagar la factura del profesional en ese momento y que posteriormente se dirija a las oficinas de la empresa aseguradora con la factura para que luego de revisar la factura se le desembolse de forma completa el dinero que ha gastado.

La otra forma en cuestión se refiere a aquellas empresas que cubren la mano de obra de cerrajería mediante su propio equipo de cerrajeros, por lo que el cliente ante una emergencia deberá contactar con la compañía de seguros para que dicha empresa envié a su personal de cerrajería quienes no le cobraran nada al cliente y resolverán sus problemas.

¿Porque es mejor llamar a un Cerrajero 24H y no al cerrajero del seguro?

Si bien la ventaja de llamar a los cerrajeros de seguro es que no se deberá pagar por el servicio efectuado, lamentablemente las compañías de seguro nunca garantizan la rapidez y premura de sus cerrajeros, por lo que es común que las personas deban esperar largas horas e incluso días para recibir la asistencia que necesitan.

Por ende, resulta más conveniente llamar a un cerrajero que brinde servicio de cerrajería las 24 horas del día ya que dichos profesionales garantizan la celeridad y puntualidad del servicio.

¿Cubre el seguro las averías de las cerraduras ocasionadas por vandalismo?

Todo acto vandálico supone una situación indeseada e imprevista para las personas que sufren estas barbaries, por lo que es obvio que el seguro cubrirá todas las consecuencias ocasionadas por el vandalismo y que hayan sufrido las cerraduras o los sistemas de seguridad del hogar.

¿Puede el cerrajero tergiversar el motivo de la factura?

Es común que algunas personas hagan el intento de convencer al profesional para que adapte el motivo de la factura del cerrajero de forma que esta sea considerada como una emergencia o urgencia por el seguro para así poder aprovecharse de la póliza, sin embargo, cabe destacar que esta actitud y acción es totalmente condenable y reprochable. Los cerrajeros no se arriesgan a realizar este tipo de trampas y estafas ya que ponen en riesgo su continuidad en el oficio y los clientes que realizan este tipo de fechorías pueden ser demandados por la empresa de seguros.